COMIDA PARA LOS POBRES.

Los países de la Unión Europea (UE) acordaron  otorgar a España cerca de 85,6 millones de euros para costear en 2013 los planes de reparto gratuito de alimentos entre los más desfavorecidas, informó el Ejecutivo comunitario.

El Comité de Gestión de la organización de mercados agrícolas -formado por expertos de los Veintisiete- aprobó hoy el montante total de los programas de reparto de alimentos, que ascenderá en 2013 a 500 millones de euros, informó el portavoz comunitario Roger Waite en la rueda de prensa diaria de la CE.
[Relacionado: IVA vs Salario mínimo: España, más pobre en Europa]

Gracias a estos planes, los países reparten excedentes de alimentos que no han sido vendidos y que están guardados -normalmente en almacenes públicos-, como por ejemplo azúcar, leche, cereales o mantequilla.

Después de Italia (que recibirá 98 millones de euros), España será el segundo país de la Unión más beneficiado por las ayudas.

A continuación se sitúan Polonia (cerca de 77 millones) y Francia (71 millones).

Un total de 18 millones de personas se beneficiarán de las ayudas en los 19 países de la UE que participan en el programa.

El portavoz recordó que este será el último año en que el plan estará financiado por la Política Agrícola Común (PAC).

La UE decidió hace unos meses que en el próximo periodo presupuestario (2014-2020) el programa se vinculará a la política de cohesión social, bajo la responsabilidad del comisario de Asuntos Sociales, Laszlo Andor.

Bruselas presentará este mismo mes sus propuestas para el nuevo programa, que será “más amplio y flexible”, explicó hoy la CE.

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, se refirió en un comunicado a la importancia de este tipo de iniciativas en el actual momento de crisis, e indicó que la CE ha propuesto reservar 2.500 millones para el plan que sucederá al actual, en su presupuesto de 2014-2020.

Ciolos se declaró “orgulloso” de los logros obtenidos desde su puesta en marcha.

El Programa Europeo de Ayuda a los más necesitados (PEAD), que funciona desde 1987, es una de las principales fuentes de productos para los bancos de alimentos de las organizaciones de caridad.

Por ejemplo, el 51 % de los productos distribuidos en 2010 por la Federación Europea de Bancos de Alimentos procedía de este programa comunitario, según las cifras de la CE.

En un principio, distribuía las existencias de intervención públicas de productos agrícolas a los Estados miembros que deseaban utilizarlas como ayuda alimentaria.

La progresiva desaparición de esos excedentes hizo que en 2009 la CE tuviera que comprar en el mercado el 80 % de los alimentos del programa, algo que Alemania denunció ante la Justicia comunitaria al considerar que la idea original del mismo había quedado desvirtuada.

Otros países, como Suecia y Reino Unido, se sumaron a la posición alemana.

El Tribunal de Justicia de la UE dio la razón a esos Estados al dictaminar que, efectivamente, la iniciativa se había desnaturalizado con el tiempo.

El plan acabó siendo revisado este año, tras una larga batalla en el Consejo, e introdujo medidas para facilitar el acceso a los productos desde el mercado libre, hasta el punto de que ahora incluye las conservas de frutas y hortalizas y las de atún.

De hecho, en el plan de 2013 no hay prácticamente existencias procedentes de los almacenes de la intervención pública.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s