WILLIAM DESMOND TAYLOR… SU MISTERIOSO ASESINATO.

El asesinato de William Desmond Taylor, ha fascinado al público, durante muchos años. Taylor, era un  famoso actor y director de cine, con 59 películas en su haber que fue encontrado muerto por una bala el 2 de febrero de 1922,en el living de su bungalow de Los Angeles.

En los bolsillos de Taylor, se encontraron 78 dólares, una cigarrera, un reloj, un medallón con la foto de la actriz Mabel Normand, y un anillo de diamantes en uno de sus dedos, por lo que se deduce que el motivo del crimen no fue un robo. Pero una larga suma de dinero, que Taylor le había mostrado a su contador antes de morir, desapareció misteriosamente.

Locket Mabel

La lista de sospechosos es larga y esta conformada por empleados de Taylor, y celebridades de Hollywood, pero a pesar  de la gran cantidad de personas que pudieron haberlo hecho, el crimen sigue sin resolverse.

Edward Sands, un ex convicto por malversación de fondos y desertor del ejército, trabajo como valet y cocinero de Taylor  hasta 7 meses antes de su muerte. Cuando Taylor viajo a Europa, Sands, falsifico los cheques de Taylor y un tiempo después entro a robar en el bungalow del director, dejando sus huellas en la cama. Después del asesinato, jamás se volvió a saber de él. El remplazo de Sands, fue Henry Peavey, la persona que encontró el cuerpo de Taylor. Peavey al igual que Sands, tenía un pasado tumultuoso, con un record criminal que incluía arrestos por indecencia publica que involucraban a niños menor de edad.

Mabel Normand

Mabel Normand, había sido una actriz muy popular del cine mudo, que brillo al lado de estrellas como Charlie Chaplin, y Roscoe Arbuckle, pero que tenía una seria adicción a la cocaína. Se decía que Taylor estaba profundamente enamorado de Normand, y que se había ofrecido a ayudarla con sus problemas de adicción en reiteradas ocasiones. Incluso se habría reunido con fiscales federales para presentar cargos contra las personas que le vendían drogas a la actriz. Por lo que no sorprende que una de las hipótesis más solidas apunte a que el grupo de personas que le facilitaba los narcóticos a Normand contrato a un asesino a sueldo para matar al director. Como si fuera poco la noche del asesinato, se la vio a las 7:45 pm saliendo del bungalow del director de muy buen humor y tirándole besos a Taylor desde su limusina. Fue la última persona en verlo con vida.  La actriz murió de tuberculosis en la década del veinte, y según su amiga y confidente, Julia Brew, Normand se pregunto antes de morir, si alguna vez encontrarían al asesino de Taylor.

Faith Cole MacLean, era la esposa del actor Douglas MacLean, quienes eran vecinos de Taylor. El día del asesinato, la pareja se alarmo por un ruido producido alrededor de las 8 pm y MacLean corrió a su puerta a ver que de que se trataba cuando se vio cara a cara con alguien que salía de la casa de Taylor, y quien según ella estaba vestido como un ladrón de películas. MacLean termino pensando que el ruido había sido producto del escape de un auto y mas tarde le conto a la policía que la persona que vio aquella vez, podría haber sido tranquilamente una mujer disfrazada de hombre.

También el manager general de Paramount Pictures, Charles Eyton se vio envuelto en el escandalo y formo parte de la lista de sospechosos cuando se descubrió que Eyton entro al bungalow de Taylor con un grupo de empleados de Paramount y removieron objetos comprometedores sin permiso de la policía.

Mary Miles Minter

Mary Miles Minter y su madre Charlotte Shelby también forman parte de la historia. Mary  fue una exitosa actriz de niña y adolescente a quien le debe toda su carrera a  Taylor que la tenia bajo su protección. Después de la muerte del director, fueron encontradas en la casa de Taylor, algunas cartas de amor escritas por la propia Minter, lo que llevo a que algunos reporteros y escritores insinuaran que la relación entre Taylor de 49 años y Minter de 19, habría comenzado cuando ella tenia 17. Después de que varias copias de las cartas fueran publicadas en lo tabloides la carrera de Minter jamás volvió a ser la misma. Si  bien recibió varias ofertas de estudios, se caso en el año 1957 con un hombre de negocios, para retirarse de la actuación y morir tiempo después en California.

La familia Shelby

En el caso de su madre Charlotte Shelby, como muchas madres de niños estrellas era una mujer consumida por la codiciada que manipulo todo lo que pudo la carrera de su hija. Pero lo mas extraño de todo es que Shelby guardaba en su casa una calibre 38, un arma muy peculiar con balas muy inusuales que guardaban una peligrosa similitud, con las que se encontraron en la escena del crimen en la casa del director. En 1938, Shelby arrojo la pistola al rio. La actriz Margaret Shelby, otra de sus hijas, acuso a su madre de asesina durante una pelea. Shelby llego a ser una de las sospechosas principales por la prensa, la cual insinuó que Shelby estaba dividía entre un sentimiento de protección maternal por su hija y los celos de su propia atracción por Taylor. Veinte años después, Burton Fitts, un abogado del distrito concluyo que no había suficiente evidencia para procesarla. Shelby murió en el año 1957.

Margaret Gibson era una actriz que trabajo con Taylor y quien ya había sido procesada por cargos de prostitución y contrabando de opio en el pasado. Gibson tenía 27 años y se encontraba en Los Ángeles el día del asesinato, pero su nombre jamás se encontró entre los de los sospechosos investigados. Después de la muerte de Taylor, trabajo en varios films, pero abandono Hollywood, cuando se caso en el año 1934. En 1999, Taylorology, publico un artículo que decía que en octubre de 1964, mientras Gibson sufría un ataque al corazón en Hollywood, confeso en su lecho de muerte que había disparado y matado a William Desmond Taylor.

Pelicula de Taylor

Gracias a una mezcla de corrupción y un manejo defectuoso de la escena del crimen, mucha de la evidencia física se perdió, y el resto fue desapareciendo con los años dejándonos con un cumulo de  teorías y algunos sospechosos, pero ninguna evidencia concreta de quien mato a William Desmond Taylor.

Este crimen, y muchos otros escándalos relacionados con drogas que sacudieron a la industria del cine en aquella época, impulsaron a Hollywood, a limpiar su imagen. Cuando Will Hays, se convirtió en el presidente de la recientemente creada Motion Picture Producers and Directors Assosiation, una nueva época de censura y control nacería con el famoso Codigo Hays.

Muy interesante…¿verdad?

Fuente: http://www.curiosidadescuriosas.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s