PRUEBAS ERÓTICAS.

Aumenta tu libido: ¡atrévete con las pruebas eróticas!Aumenta tu libido: ¡atrévete con las pruebas eróticas!Pero, ¿qué es una prueba erótica? Como su nombre indica, es una especie de dulce “castigo” que se impone cuando no se ha cumplido una promesa o se ha perdido una apuesta.

Ya sabes, no te cortes y suéltale, como si nada, cosas como: “Apuesto que te has olvidado de la lima para los Mojitos”, o “Seguro que la selección de baloncesto gana el oro en los JJOO, es la mejor, ¿qué te apuestas?” Y ya está, se juega a “quien pierde, gana”, proponiéndole un pequeño desafío erótico que él estará obligado a cumplir. O tú, por supuesto, si es él el que gana. ¿Por qué ponerse a ello? Porque nuestra libido se alimenta de fantasía, de adrenalina (misterio: ¿qué pasará?) y de sumisión (aquí el perdedor tendrá que ceñirse a las instrucciones del otro). ¡Lo importante es atreverse! Descubre algunas ideas con Marc Dannam, autor de “669 pruebas eróticas para encender tus juegos sexuales”.

Pruebas para mujeres

Has perdido y será él quién decida qué prueba ponerte, así que nada de escaquearse. Además tiene mucho donde escoger…

La prueba del yoga

Sabe perfectamente que no puedes vivir sin tus clases de yoga así que, como buen caballero, te pide amablemente pero con firmeza que vayas a por tu esterilla para que hagas unos cuantos saludos al Sol… desnuda delante de él. Él: Vigila tu postura, te anima a ir más lejos… y deja volar su imaginación sobre cómo poner en práctica las diferentes posturas en vuestros próximos encuentros amorosos. Sugerencias: Cuida la decoración intentando recrear uno de esos ambientes indios recargados… sobre todo, con muchos cojines, para mostrarle luego tus dotes en otra ciencia india: ¡el Kama Sutra!

El Flamenco/mantilla

Seguro que más de una vez piensa en las “bailaoras” de flamenco, que saben despertar como nadie la pasión y el corazón de un hombre. Te propone, divertido, un espectáculo de flamenco, pero no uno cualquiera. A la gran intensidad erótica que evoca este baile, tendrás que añadir una nota singular: una actuación con tacones, claro, pero vestida solo con una mantilla. Como una profesional, lo seducirás tocando las castañuelas o manejando el abanico. Él: Si se anima, puede hacer de torero… Sugerencias: Para caldear el ambiente, decora la habitación con velas y cubre los muebles con pañuelos rojos…

Slow striptease

Le encanta regodearse. Como prueba, tendrás que dedicarte a tus tareas diarias como lo haces siempre, o casi… Cada hora que pase tendrás que quitarte una prenda, estés donde estés. Al final, puedes reconstruir sobre la cama la silueta de la mujer vestida, y luego entrégate… Él: Tendrá que vigilarte en todo momento para comprobar que no haces trampas, pero no podrá intentar nada hasta que no estés totalmente desnuda… Sugerencias: ¡Ante todo, pástatelo bien! Vístete pensando en hacerle un show realmente “picante”… ¡Al final será él el que sufra!

Ni en absoluto la misma, ni totalmente otra

Todos sabemos que, a veces, una desconocida puede despertar ciertas fantasías, así que te propone una prueba misteriosa… Tienes que convertirte en otra: ponte una peluca, maquíllate de manera diferente y esconde tu mirada detrás de unas gafas de sol. Ni en absoluto la misma, ni totalmente otra… Empieza una conversación. Él: Puede que él también se muestre muy diferente… Sugerencias: Pase lo que pase después, no os quitéis los accesorios.

La geisha

Desde tiempos inmemoriales, las geishas han despertado las fantasías de muchos hombres y, ¡parece que también del tuyo! En el país del sol naciente, el amor es un arte. Antes de disfrutar de la carne, tendrás que alegrar su espíritu y sus sentidos, como las geishas tradicionales. Más allá de los clásicos preliminares, cada uno de tus gestos tiene por objetivo elevar su emoción sensual, para después entregarte mejor a los juegos refinados del cuerpo. Él: Te mostrará algunas estampas japonesas, y escogerá una. Sugerencias: Un simple kimono, palillos en el pelo, maquillaje un poco más claro… ¡Intenta encontrar alguna palabra picante en japonés!

Pruebas para hombres

Has ganado y tienes mil ideas para la prueba a la que, para tu deleite, tendrá que someterse.

Sombras chinas

El teatro de sombras chinas te ha servido de inspiración. Proponle una versión X inventada por ti. Tiene que ponerse de pie frente a una hoja de papel grande. Una lámpara estratégicamente colocada proyectará la sombra de una parte de su anatomía sobre la hoja. Ella: Dibújala siguiendo su líneas… y usando todo tu talento oratorio para ayudarle a mantener la pose de homo erectus. Sugerencias: Luego te dedicará el dibujo…

Escenario X

Eterno terreno de inspiración: vuestra primera vez juntos. Pídele que te la cuente con todo detalle. Haya sucedido hace dos días o hace años, tiene que describirte el lugar, el contexto, lo que sentía por ti, vuestras posturas, una anécdota picante… Ella: Guíale visualmente, ya se sabe que los hombres no siempre tienen buena memoria… Sugerencias: Si no estás de acuerdo con todos los detalles, refréscale la memoria.

El lector

Eres una lectora asidua pero, en lo que al sexo se refiere, no te ha aportado muchos beneficios. Para cambiar el rumbo de tu historia, pídele que esta vez sea él el que te lea algo. Tendrá que leer en voz alta un relato erótico, durante al menos diez páginas sin pararse, pase lo que pase. No podrá tartamudear, ni saltarse una palabra. Tiene que meterse en el papel… Sugerencias: Las manos quietas, nada de desconcentrarle con manos juguetonas… Sugerencias: Por el contrario, si el texto te excita, nada te impide dejar que tus manos se pierdan, ¡pero en tu cuerpo!… Una prueba es una prueba.

La muñeca de vudú

¿Realmente se conoce al dedillo todas tus zonas erógenas? No las clásicas, las otras, las que habrá ido descubriendo durante vuestros anteriores revolcones. Para refrescarle la memoria, dale una muñeca Barbie y que la desvista. Después, con la ayuda de un rotulador, tendrá que marcar dónde se encuentran tus zonas erógenas. Su prueba: hacer un recorrido sin errores. Ella: Anímale gritando de placer cuando acierte y si se olvida de algunas fundamentales, muéstrale dónde están. Sugerencias: La muñeca pasará después a tu disposición, y solo tendrás que señalar con el dedo lo que esperas con impaciencia.

Pruebas para dos

Habéis perdido ambos. No importa, ¡existen pruebas para dos!

La banda sonora X

¿Preparados para aceptar un reto juntos? Cread la banda sonora de vuestros encuentros sexuales. Encended la grabadora del móvil y olvidaos de ella. Nada de volver a jugar al mundo del silencio, ¡dejaos llevar! Ya veréis, después del primer “grrrr” todo será más fácil. Sugerencias: Es una banda sonora cuya finalidad es que la volváis a escuchar en la primera ocasión… si uno de los dos tiene una prueba, ¡ya sabéis!

Hamaca erótica

Confesad que no es la primera vez que lo pensáis pero nunca antes os habíais atrevido a pasar a la acción. ¡El juego depende de vosotros! Compraos una hamaca, el nuevo accesorio de moda para vuestros revolcones. La podréis colgar en el jardín o en vuestro apartamento… pero nada de acostaros en ella a lo oso perezoso. Él se quedará de pie, y tú te acuestas de lado para poder tenerlo de frente y para empezar una nueva postura del Kama Sutra suspendido en el aire. Lo ideal es que sean los movimientos de la hamaca los que marquen el ritmo… Sugerencias: Pero depende de vosotros, nada os impide ser más activos…

Más información: Anecdotario sexual

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s