CUANDO LOS CELOS SE TRANSFORMAN EN ENFERMEDAD.

Empecemos por marcar las diferencias: una cosa es ser celoso y otra muy diferente encuadrarse en las filas de los celotípicos.Ambos cuadros se basan, con distinta intensidad, en cierto tipo de delirio, pero la celotipia entra en zona de riesgo.

“La celotipia se basa en los celos compulsivos, que se definen como aquellos que pueden llegar a causar problemas psicóticos y delirios. Es una enfermedad en la que la persona no se reconoce como enfermo —dice la psicología-. Los celos son considerados como una emoción social que se presenta con intensidad moderada, que, por lo general se producen cuando la persona es insegura o inmadura  -es común que aparezcan en etapa de la juventud y adolescencia-, y se presentan como un estado de ansiedad e inseguridad ante el miedo a perder la atención o cariño del ser querido (esto puede ser transitorio y puede desaparecer a medida que el individuo alcance su maduración).”

Pero qué pasa cuando no desaparecen con la maduración. “La celotipia comienza como un delirio, es decir, como una idea falsa acerca de algún acontecimiento, para la cual no se tiene ningún argumento posible o lógico. Esto puede generar un sentimiento tan fuerte que puede llegar a  ser el centro de la vida de quien la padece. Las personas que padecen de celotipia suelen discutir frecuentemente con su pareja en procura de encontrar una infidelidad, y pueden agredirla y dedicarse a espiarla.”

En sitio de Psicología Psicoposesión.com se explica que “la celotipia hace imposible controlar los celos: genera sentimientos negativos, impulsos, y hace que la persona reaccione en ocasiones con agresividad o ira. El celotípico se mantiene alerta para desbaratar el supuesto engaño. Permanece en un estado de vigilancia constante que puede ir desde revisar las propiedades personales de su pareja, controlar llamadas telefónicas por sus sospechas ante una llegada tarde, ante un gesto o una mirada, o ante visitas inesperadas. En definitiva, hechos cotidianos que son percibidos e interpretados en función de sus celos enfermizos. En la celotipia el celoso vivencia una situación imaginaria como real. Su vida gira en torno a acusaciones, a conseguir pruebas de la supuesta infidelidad, e interpreta erróneamente hechos cotidianos de manera de fundamentar sus sospechas.”

Desde la perspectiva de la psicología clínica, la celotipia no es una patología en sí misma, sino una manifestación de diferentes trastornos o patologías mentales. Es tratable, pero su tratamiento dependerá de cada situación en particular, de los recursos psicológicos y debilidades de cada persona.

El problema es que para el objeto de persecución de un celotípico la vida se convierte en un infierno, en el que es siempre sospechoso de traición,  y por ello investigado, interrogado, revisado, espiado, sin que nada de esto responda a un dato objetivo de la realidad.

La psicóloga clínica Lic. Cristina Heinzmann , explica que “se debe tener presente que quien sufre de celos patológicos no sólo hace sufrir, sino que sufre también. La persona celotípica siempre teme la presencia de un “otro” en la relación, y cada acto de la persona amada, cada frase, cada situación, cada mirada, le dará elementos de sospecha para que se dispare su fantasía y comience a “ver” situaciones que surgen precisamente de su propia imaginación, pero a las que les da consistencia de verdad.  Como quien cela, quien padece de ésta forma celotípica de amar, es alguien que no tiene seguridad de sí, ni fortaleza, ni alta autoestima, encontrará rivales por doquier, ya que al sentirse en menor valía que cualquier otro u otra que se cruce en el camino de su amor, no es necesario ni tan siquiera que cruce media palabra, nada es necesario para que su frondosa imaginación cree toda situación. Desde la más sórdida, pasando por la menos posible o la más ridícula, todo tiene cabida en su imaginación, y a partir de ésta, el celotípico “verá” la realidad que se imagina, empezando ahí el calvario cotidiano de la persona a quien ama. El problema es que puede ir más allá: no son pocos los titulares de los diarios que en forma periódica suelen publicar ataques (sobre todo a mujeres), producto de los celos, a punto tal que se cree que es una de las principales causas por las cuales las mujeres sufren todo tipo de vejámenes, en manos de sus amantes celotípicos.”

Interesante ………..¿verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CUANDO LOS CELOS SE TRANSFORMAN EN ENFERMEDAD.

  1. ana dijo:

    increible….me ha gustado mucho leer esto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s