PUEBLOS QUE PARECEN DE CUENTOS DE HADAS.

Un pueblo en mitad de un cráter, un pueblo medieval con “rascacielos”, un pueblo de cuentos junto a un lago de cuentos, un pueblo junto a un abismo, otro sobre una caldera volcánica semisumergida, otro en una burbuja climática… Son todos ejemplos de que Europa además de historia y paisajes, suma curiosidades también en pequeñas poblaciones que usualmente muchos turistas pasan por alto.

1. Un pueblo de cuento dentro de un cráter

Se llama Nördlingen, y se encuentra en Baviera, Alemania. Además de que su aspecto arquitectónico lo convierten en un lugar que parece de cuento dentro de la Ruta Romántica, el pueblo está emplazado en medio de un enorme cráter de meteorito caído hace millones de años. El cráter, tiene unos 25 kilómetros de diámetro por lo que estaremos dentro de él, aunque a simple vista no lo notemos.

2. La “Manhattan Medieval” (San Gimignano, Italia)

Es cierto, el título equiparando con Manhattan es demasiado pomposo. Pero poco le falta para serlo… San Gimignano es el pueblo medieval con más densidad de torres por habitantes que debe existir. Se encuentra en una colina típica de la zona de Toscana, y las torres, son el resultado de la competencia de las familias ricas por erigir la más alta e impornentes, como un símbolo de poder.

3. Un pueblo de cuento junto a un lago de cuento (Hallstatt, Austria)

Tenemos un paisaje de montaña idílico, un lago espejado, y arquitectura de montaña al estilo austríaco. No podía ser menos que el “pueblo más bonito de montaña junto a un lago”, según tantas descripciones que circulan en la web. Además, Hallstatt es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1997.

4. Un pueblo al borde del abismo (Castellfollit de la Roca, España)

En la provincia de Girona, Cataluña, se encuentra un pueblo al borde de un precipicio de basalto, amurallado naturalmente. El poco espacio es tal, que además de que cada casa da al precipicio, es uno de los municipios más pequeños y limitados de espacio de Cataluña.

5. Un pueblo a merced de las mareas (Monte Saint Michel, Francia)

Situado sobre un promontorio rocoso, el Monte Saint Michel es un antiguo monasterio y pueblo, uno de los destinos más visitado de todo Francia por sus peculiaridades. Todo el complejo es un conjunto de construcciones religiosas y defensivas, construidas sobre una isla a merced de las mareas, en el estuario del río Couesnon. Se encuentra en Normandía y recibe más de tres millones de visitantes cada año.

6. Un pueblo en una caldera volcánica…(Oia, Grecia)

“luego de una catástrofe natural terminó por formarse uno de los miradores naturales más bellos del mundo. Las porciones de tierra que asoman sobre el mar en Santorini, son los restos de una isla tras una enorme explosión volcánica que dio forma a la caldera actual, uno de los principales destinos turísticos de Europa por su belleza y sus legendarios atardeceres”. Oia, el asentamiento al borde del abismo de la caldera, es un lugar de ensueño:

7. La isla que entró al siglo XXI con un sistema feudal (Sark)

No es un pueblo propiamente dicho, sino un territorio de parcelas agrícolas muy particular, casi como un lugar que encaja dentro de un “experimento social”. La isla de Sark en el Canal de La Mancha fue hasta el año 2008 el último territorio europeo en sostener un sistema feudal. Es una rareza más allá de su historia social y política: con apenas 507 habitantes en cinco kilómetros cuadrados, también es uno de los territorios más tranquilos y descontaminados del viejo continente.

8. Un pueblo que es parte del paisaje (Albarracín, España)

Albarracín es un caserío que se adapta de un modo difícil de superar al paisaje que lo rodea, en la provincia de Teruel, comunidad de Aragón. Es uno de esos lugares que se puede caminar hasta perdernos en el tiempo.

9. El pueblo que vive en una burbuja climática.

Reine es un pueblo de pescadores que es parte de Noruega, en el archipiélago Lofoten. En medio de un entorno natural bellísimo, Reine también goza de un clima especial a pesar de estar en el fin del mundo (boreal). En función de su situación geográfica, es una de las anomalías (en cuanto a temperaturas) más grandes del planeta, un sitio que desafía su geolocalización y nunca se congela.

10. Un pueblo colgado junto al Mediterráneo (Vernazza, Italia)

En la zona de Cinque Terre, Liguria, la costa se vuelve abrupta y recortada, y sin embargo, no faltan pueblos adaptados al paisaje como si estuvieran colgados junto al mar. Uno de los más vistosos es Vernazza, situado sobre un promontorio que se interna en el agua turquesa.

Maravillosos, verdad? Espero que te hayan gustado !!!

Fuente: 101lugaresincreibles.com

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s