PRACTICAR POCO SEXO ACORTA LA VIDA.

La investigación llevada a cabo en la la Universidad de Tufts, en Massachusett, indica que el sexo regular entra en la categoría de “ejercicios cardiovaculares”, que minimizan el riesgo de sufrir un ataque cardiaco que podría causar la muerte.

Por otro lado, también establece una relación entre los eventos cardíacos agudos y los episodios esporádicos de actividad física sexual.

La explicación es sencilla, si no estamos habituados a realizar  ejercicio de manera habitual y se pasa de un período de abstinencia a  una sesión de sexo fogosa y pasional el cuerpo no sabe reaccionar y  puede sufrir un shock. Los accidentes cardiovasculares son la peor de  las consecuencias.

“Las mujeres que mantienen relaciones sexuales una vez al mes son las que más posibilidades tienen de padecer un ataque al corazón o morir de forma súbita”, aseguran los expertos.

El sexo ocasional es un riesgo si no estás en buena forma ni haces ejercicio.

Por el contrario, este mal (la muerte súbita) es menor entre las mujeres  que habitualmente realizan ejercicio.

De ahí que ginecólogos y  cardiólogos recomienden que no se deje de practicar el ejercicio para  mejorar el acto sexual y nuestra capacidad de resistencia, ya que al ser considerada como una actividad física reduce el riesgo de padecer ataques cardíacos.

La investigación, publicada en la revista ‘The Journal of the American Medical Association’, se basó en los datos registrados de catorce estudios independientes que suman más de 6.000 casos estudiados, y concluye que las mujeres tienen más riesgo de sufrir un ataque al corazón cuando realizan actividad sexual de forma esporádica.

Entendiendo el  sexo esporádico como una relación al mes  aproximadamente,  lo cual multiplicaría por 2,7 las posibilidades de sufrir uno  de esos episodios.

De igual modo y según el estudio, una persona que realice ejercicio esporádico, por ejemplo una vez a la semana, multiplicaría por 3,5 el peligro de sufrir un infarto o una muerte súbita cardiaca.

Además, el estudio revela que jugar un partido de tenis o fútbol a  la semana se convierte en una actividad de riesgo si no va acompañada de  más ejercicio el resto del tiempo.

¿La solución? Convertir dichas actividades (sexo y ejercicio esporádico) en algo más habitual,  con lo que no solo disminuiría el riesgo de infarto o muerte súbita  cardíaca, sino que también se reduciría bastante y se ganaría en calidad  de vida.

Hala !!! Ya sabeís que hacer !!!!!

Fuente:  http://es.tendencias.yahoo.com/blogs/con-derecho-a-roce/tener-poco-sexo-acorta-la-vida-120527533.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s