UN HUERTO EN TU BALCÓN.

buffett.jpgMe encantan los huertos. Me fascina la posibilidad de cortar una hierba fresca o un vegetal recién sacado de la tierra y tenerlo listo para cocinar. Pero hace un tiempo pensaba que por vivir en un piso era imposible concretar ese sueño. Sólo era viable en las casas con terreno.

Sin embargo, sé que un balcón no es una excusa para no poder disfrutar de mis propios vegetales tiernos, sanos y gustosos. Y lo que es mejor, creados por la madre naturaleza pero con la ayuda de mis propias manos.

Se pueden ir  probando todo tipo de semillas y plantas, que seguro dan muy buenos resultados. Muchas especies, debido al tamaño de la maceta en la que se reproducen, son muy pequeñas; es decir, nunca llegan a tener la medida de las que encontramos en la verdulería. De todas maneras, es bonito cultivarlas porque resultan muy pintorescas y ornamentales.

Consejos generales:

-Es muy importante contar con la ayuda de algún arquitecto que nos diga qué peso puede soportar nuestro balcón y, por lo tanto, hacer el cálculo de cuántas macetas puede soportar ese espacio. Como recipientes son recomendables los contenedores de fibrocemento, que son más livianos y resistentes a la intemperie.

-Para la gran mayoría de cultivos de huertos alcanza con macetas jardineras de 30 cm de profundidad.

-Todas las plantas necesitan varias horas de sol y que en verano se rieguen, por lo menos, una vez al día. No olvidar que estos cultivos requieren una buena humedad de la tierra.

-Además de un generoso sol, es preciso colocar un buen sustrato. Para esto debemos mezclar un 50 % de tierra fértil de calidad, un 25 % de arena gruesa o piedras (para el correcto drenaje del agua) y un 25% de abono compuesto o humus de lombriz.

-En los balcones con demasiado altos, es conveniente colocar una pared de cañas o un nylon que forme un microclima y una protección contra el viento.

-En invierno algunas especies no resisten las heladas. Lo ideal es regarlas antes de que anochezca. Las plantas más delicadas podemos entrarlas a la casa al final de la tarde. Si se trata de una enredadera que está aferrada a la pared o de una maceta pesada es posible cubrir la parte inferior con algún material aislante, para que la tierra no se enfríe demasiado.

-Se recomienda girar los recipientes de vez en cuando para que el crecimiento resulte más parejo.

-Si lo que se desea hacer es un cultivo orgánico, hay que interiorizarse sobre las especies que ayudan a repeler las plagas. -En la medida de lo posible, antes de decidir las variedades es importante averiguar qué plantas son las indicadas para el invierno, cuáles crecen todo el año y cuáles se recomiendan para las temporadas más cálidas.

De siembra directa: en general, no es conveniente usar las propias semillas porque seguramente serán híbridos, es decir, estériles. Una vez que han realizado su ciclo completo no volverán a crecer. De todas maneras, no está mal intentarlo si tenemos la posibilidad de obtenerlas. Dentro de estas podemos pensar en: el rabanillo, la radicheta y la arugula o rúcula. Son de muy fácil cultivo y se pueden tener todo el año.

Plantas de almácigo: más sencillo que plantar una semilla, es comprar el plantin en un vivero. De esta manera, se ahorra tiempo y hay menor riesgo de que no crezca. Entre estas se encuentran: el tomate, la lechuga, el pimiento y la remolacha.

Cuando brotan: no tire la patata o la cebolla que ha brotado en el cajón de las hortalizas. Es posible plantarlas en una maceta y esperar un tiempo, seguramente dará sus frutos. Asimismo, las hojas de la cebolla se pueden utilizar como cebolla de verdeo.

Las trepadoras: son buenas para tapar el sol, pero necesitan una red o una reja de donde aferrarse para crecer. Judías, pepino y maracuyá son algunas de las que se pueden tener en cuenta.

Las rastreras: hay que tener en cuenta que van por el piso y son muy invasoras, ya que crecen varios centímetros por día. Además, necesitan mucho riego. Estas son el melón, y la sandía, entre otras.

Aromáticas: no deben faltar porque ocupan poco lugar y son fáciles de cultivar. Por ejemplo, tomillo, orégano, romero y albahaca (se puede comprar en la verdulería con la raíz).

Importante y ecológico

El compuesto o tierra orgánica es fácil de realizar. Basta una maceta en la que se puedan tirar todos los desechos orgánicos de la casa. De paso estaremos contaminando menos el medioambiente.

Genial!!!!!!…¿Verdad?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s