EXCESOS NAVIDEÑOS = OPERACIÓN BIKINI !!!

Pasarón las navidades, y con ellas las comidas familiares, de empresa, amigos…etc, lo que conlleva un exceso de la comida navideña y el consecuente aumento de peso. En estas fechas las personas consumimos más de lo habitual, las cenas dejan de ser ”ligeras” y se convierten en verdaderas ”comilonas”.¿Y qué ocurre después?

Que en enero los gimnasios son el principal propósito para el nuevo año, y queremos rebajar los kilos ganados durante la época navideña.

Voy al gimnasio, quizás lo haya comentado alguna que otra vez. Me apunté hace un par de años, fui y sin preguntar el precio ni nada me apunté y desde entonces hasta ahora. Me sobraba algún kilito, y me llevó a apuntarme, simplemente quería ponerme en forma para, el año que viene, hacer clases de Spinning, Body -Pump…etc,etc…y de hecho me encanta !!!!  Durante todo este tiempo en el gimnasio en algunas cosas me he fijado, y de eso quiero hablaros de : “ La Fauna del Gimnasio ”

Las tres etapas del año

Hay tres momentos clave en la vida del gimnasio, después del verano, después de las navidades y antes del verano. Después del verano, nos entran remordimientos, hemos cogido un par de kilitos y nos apuntamos al gimnasio. Después de las navidades, seguimos con esos kilos que son “temporales” (al final terminas cagándolos) y nos apuntamos al gimnasio como propósito de año nuevo. Finalmente, antes de la época estival, realizamos la famosa “Operación Bikini”, para intentar ponernos en forma al ir 3 veces al gimnasio en dos meses.

Los casuales

Estos sujetos son los que se apuntan en las 3 etapas clave del año, y con muchas probabilidades durarán bastante poco. La estancia media de los sujetos es de 6 semanas, el primer mes vas completo, a la siguiente semana empiezas a faltar, en la sexta semana sólo vas un día y después de eso… ni se te ve el pelo. Piensan que el gimnasio es como dar un paseo, algo sencillo y que con pocas horas tendrás el mismo cuerpo que la beyoncé. La mayoría son mujeres y suelen ir de dos en dos (como siempre). A los hombres parece que les afecta menos la época del año, suele ser más una idea feliz y se apuntan de repente a “machacarse”, éstos también suelen ir en grupos de 2 o 3, pero hay uno que tiene la voz cantante y suele ser el que menos falte.

Las Fuerzas de Seguridad

Bomberos, policías o soldaditos, da igual que estén en la academia, preparándose la oposición o ya en activo. Suelen ir bastante a menudo, se fijan sus horarios y suelen quedar entre ellos aunque no de forma “oficial”, es decir, si se encuentran pues ejercitan juntos, sino pues cada uno a su bola.

Los levantadores de pesas

En todo gimnasio hay un par de personas corpulentas, sin tener los músculos muy marcados como los de las competiciones de musculación pero  que levantan 200 kilos como si fuera un globo. Son los auténticos levantadores de pesa, los que podrían ir a las olimpiadas. Levantan cantidades ingentes de peso y se suelen ayudar entre ellos. Son gente muy organizada y respetuosa.

Los reyes del gimansio

Estos son jóvenes con la veintena ya entrada. Van con un look metrosexual a más no poder, chanclitas, pantalones pirata, camisetas sin mangas y el pelo con mechas rubias o con alguna cresta. Sólo hacen ejercicios de brazos en la mayoría de casos (ya que con las chanclas sería bastante dificil ejercitar las piernas). Si se encuentran dos de ellos se limitan a lamerse el culo y a presumir de lo C00L que son. Marcan músculo pero no levantan peso (ver nota al final del texto). Suelen estar en varias máquinas al mismo tiemp, jodiendo al personal que espera.

Los jubilados

El jubilado es otro tipo de persona amable, el jubilado va al gimnasio, hace sus ejercicios y se va a casa. Da poco el follón y es respetuoso. Va al gimnasio por hacer algo más que otra cosa, su objetivo no es volverse un Adonis, si no recuperar mínimamente la figura a la vez que sale un poco de casa.

Los jincharras

Estos son los kinkis del barrio, son los pre-reyes del gimnasio aunque les falta edad. Son los macarrilas que de repente deciden ir a ejercitarse “tó el bices”. Básicamente es lo que hacen, ejercitar el biceps y poco más. Suelen ser del tipo “casual”, van en pandilla, poco tiempo y encima hacen los ejercicios mal, pocas repeticiones con mucho peso y muy rápido. Además una vez terminado el ejercicio, se cambian la camiseta y a casa ¡sin ducharse!

La chica del gimnasio

En todo gimnasio siempre hay una chica que … en fín, si has ido a uno sabrás a lo que me refiero. Esa que con su culo puede partir mármol. La reconocerás porque sale en las fotos de los maratones de fitness/batuka/aerobic o lo que se lleve en ese momento que hay en la pared del gimnasio. Muy posiblemente levante más peso que tú, piltrafilla.

El resto de mujeres

Las mujeres son una especie a parte, suelen ir también por un periodo de dos meses, se pasan el día en la cinta andadora o en la bicibleta junto con alguna amiga, y mientras caminan le dan al pico, marujeo por aquí marujeo por allá. Las mujeres no conocen la ducha fuera de casa, rara vez se duchan en el gimnasio, se limitan a cambiarse de ropa o a asearse mínimamente y ya se ducharán en su reconfortante hogar.

Los monitores

En el grupo de monitores encontramos todo tipo de comportamientos, está el que ayuda y se preocupa por la gente, que hagas los ejercicios bien y no te lesiones. También está el que pasa de todo y se limita a dar su clase de spinning en el horario previsto, no le pidas que sea especialmente amable. Por último tenemos al supergañán, éste es todo un personaje, se dedica a ligar con las zagalicas, a hablar con la gente C00L que se acerque por ahí, se pasea, controla al personal y te suelta alguna gracieta. Al contrario de lo que se pueda pensar, los monitores no son especialmente musculosos ni levantan grandes cantidades de peso, sin embargo les gusta ir con camisetas sin mangas enseñando los hombros.

Nota : Levantar peso de forma rápida y corta hace marcar el músculo, en cambio hacer muchas repeticiones de una manera más lenta hace que no se marque tanto el músculo pero se aumenta su resistencia. Es como los corredores de 100 metros lisos, bastante más musculosos que los de maratón, pero después de 10 segundos no sirven para nada.

Fuente: www.theninjabunny.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s