LOS SECRETOS DE DISNEYLANDIA.

Para el cliente ocasional, todo parece feliz y transparente en Disneylandia. Pero si investigas de cerca, las cosas no son como parecen. La periodista Bridget Gleeson se ha internado en el corazón del parque temático más famoso del mundo para contarlo en la web de Lonely Planet. Aquí  resumimos el lado oculto del “lugar más feliz sobre la tierra”.  ¿Conocían alguno de estos secretos?

Seguridad felina

No es sencillo mantener la limpieza de un parque tan inmenso. Cada noche se sueltan doscientos gatos para  liquidar la población de ratones. En  1957 descubrieron que el recinto estaba lleno de felinos callejeros y  los intentaron echar. Como no fueron capaces, les construyeron casetas  para dormir de día y les pusieron a cazar de noche.

Se vende alcohol

El parque parece una zona seca, pero no es del todo cierto. Se sirve  licor en el exclusivo Club 33, un reducido local con capacidad para 487  personas, todos ellos socios o invitados especiales. Ingresar como  miembro requiere paciencia: la lista de espera es de 14 años. Walt  Disney lo construyó para agasajar a posible inversores y para disfrutar  de su cóctel favorito, una mezcla de ron con brandy llamada Tom &  Jerry. Es habitual encontrarse en el Club 33 a estrellas de Hollywood,  directivos de multinacionales y jefes de estado de todo el planeta.

Perspectiva forzada

Es habitual en las construcciones del parque un truco arquitectónico  llamado “perspectiva forzada”. Sirve para que las edificaciones parezcan más grandes o pequeñas de lo que son. Por ejemplo, en el Castillo de la Bella Durmiente se disminuye el tamaño de los ladrillos a medida que el edificio crece en altura. Así, desde abajo, parece más grande. Main  Street parece más amplia al entrar para impactar al visitante y más  pequeña al salir.

Código estricto

El manual de conducta para empleados Disney es de lo más estricto y a  ratos arbitrario. ¿Un ejemplo? Cuando un trabajador da indicaciones a un visitante, no debe señalar nunca con el dedo índice, sino con dos dedos o la palma abierta. No se permiten uñas largas, barbas o tintes de  pelo. Cuando el parque abrió, ni siquiera se admitían clientes con  barba.

Mickeys escondidos

Las orejas de este personaje son omnipresentes en el parque, pero los  diseñadores de Disney han escondido unos cuantos guiños extra de lo más  discreto. Puedes buscarlos en sitios como el papel de la pared de la  oficina de primeros auxilios, en atracciones recientes como la dedicada a la saga “Piratas del Caribe” o en la forma de los altavoces  incorporados en los coches de la atracción “Space Mountain”.

Si es lo que yo digo…que en todos sitios, se cuecen habas!!!!

Fuente: http://es.tendencias.yahoo.com/blogs/el-turista-accidental/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s